Creemos que…

 • La Biblia fue inspirada por Dios y debe ser revelada y aplicada por el poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el Espíritu de Dios que mora en los hijos de Dios gracias a Jesucristo.

• La vida cristiana requiere que estemos unidos a la vid verdadera (Jesús) como pámpano que da mucho fruto. Separados de él nada podemos hacer. Esos frutos de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, no se pueden lograr por esfuerzos individuales, sino que sólo con la ayuda del Espíritu Santo, Su presencia y poder transformador.

 • La vida cristiana es como la aurora, va en aumento hasta que el día es perfecto. Muchas personas pueden ser usadas para contribuir y sembrar, pero el Espíritu Santo da el crecimiento.

 • Si Jesús dijo que el reino de los cielos está entre nosotros, entonces verdaderamente aquí en la tierra podemos vivir su paz, su gozo y su justicia, por lo tanto la vida cristiana normal significa milagros, intervención espiritual y revelación, trayendo bienestar y un propósito nuevo a nuestras vidas.

Jesùs Dijo…

Si me aman, obedezcan mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y él les dará otro consolador, para que esté con ustedes para siempre: es decir, el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir porque no lo ve, ni lo conoce; pero ustedes lo conocen, porque permanece con ustedes, y estará en ustedes”. Juan 14:15-17

“Les he dicho estas cosas mientras estoy con ustedes. Pero el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, los consolará y les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que yo les he dicho”.Juan 14:25-26